Cuando una boda se convierte en la peor terro-satánica pesadilla

wedding photo by fer juaristi, destination wedding photographerFotografía: Fer Juaristi

Ya se sabe que las mejores fiestas son las bodas.  En las bodas es cuando aplicas tus mejores pasos de baile en circulito con tus amigos y primos. Ya ni hablemos de “No rompas más”, “Payaso de rodeo” y “El baile del perrito”… todos quieren bailar…

Nosotros sabemos cuándo es que las bodas se convierten en el mejor peor acontecimiento del año.

Tu mejor amigo, tu hermano o tu primo más cercano (a) se va a casar y es momento de ponerse felices por él o ella. Obvio, vamos a festejar que se colgó solito en las filas del rastro municipal. (Jajaja, no es cierto. Sí estamos felices por su boda).

Tres días antes se convierte en un desastre la logística para llevar a cabo la fiesta y no porque tú lo estés organizando… más bien son otras cositas.

Para las mujeres:

a)       “Y tú para cuándo?” No sabes la sarta de comentarios que familia y amigos te dirigirán. Nos han enseñado una técnica bastante inteligente para regresar este comentario molesto. Al momento de ir al velorio de alguien de la familia te acercas a la persona que anteriormente te ha lanzado esta pregunta y es momento de abrazarle y preguntarle “Y usted para cuándo?”. Imagínate la cantidad de llanto que soltarán por la noche.

b)      Pareja o acompañante. Híjole, aquí ya es ruido mental. Ir con pareja en una boda hace que tu miseria sea mínima… y te aburres menos en el festejo.

Ir a la boda de una persona equis en tu vida es sencillo, incluso puedes ir en plan minimalista… y hasta en flats. Esto se convierte en problema cuando es boda de tu mejor amigo, hermano o tu primo más cercano (a); y tienes que elegir bien tu acompañante (No vaya a ser que presentes a cualquier araña o pelado ante tus seres queridos). ¿Cuál es el problema? Cuando no tienes acompañante decente. La mayoría de las veces, si no llevas acompañante, te sientes incómodo y bailas solo. UUUUUUUH BAILAR SOOOOLO!

El tip: La verdad, no te atoflageles. Nadie (a excepción de tu familia y amigos cercanos) se va a dar cuenta de que llegaste minimalístico. No necesitas quién te cuente los tragos que te echas en la noche o te la haga de jamón si estás mensajeando con alguien.

c)       El ajuar. Ya no tienes a tu mamá que te planche el ajuar. Es un mundo de reglas que seguir para seleccionar lo que vas a vestir en esa fecha. Que si es de jardín, que si es en salón, que si es de día, que si es de noche, que si es primavera/verano, que si es otoño/invierno. Aquí sí, ni cómo ayudarte ‘mano. Lo infalible es googlear “Tendencias para bodas” y puede que recibas una ayudadita. Hasta elegir los calzones es importante, ¡caray!

d)      El regalo. Mierda! Es todo un showbizz saber qué rayos regalar. Y ni se te ocurra el roperazo, no seas naca! Las hoyas de presión y las colchas ya se lo regalaron entre sus tías y abuelos. ¿Qué te toca a ti? Los adornos de plantas de plástico. Al final de cuentas, si es mesa de regalos de tienda departamental, no sabrán que tú lo elegiste y los novios podrán catafixiarlo por cualquier otra cosa del mismo precio.

e)      Presión. En uno de los puntos anteriores mencionamos la miseria. Bueno… en este punto te recordamos que estas soltera y así lo estarás los próximos veinte años y además empiezas a creer que el “amor verdadero” es una mentira de los cuentos de hadas. Pinche Shrek!! Por nuestra cuenta no corre el psicólogo.

f)      El jarra-amigo del novio. Lo aguantas con cara fruncida porque el novio, en buena onda, te lo quiso presentar.

Para los hombres:

a)      El momento de la verdad. Qué no te dejen a cargo de los anillos o de las arras. Es un hecho que se te van a olvidar.

b)      Se te deja pasar, porque “eres hombre”. No se preocupan por regalar algo interesante. Ni siquiera saben cómo funciona una mesa de regalos de tiendas departamentales, para ellos, la mesa de regalos todavía está en el lugar de la fiesta y sienten que tiene que empacar el presente con un papel ridículamente estampado. Pasan los días, y si no regalaron nada, pueden complacer a los recién casados con una carne asada y cerveza a granel o invitarlos a un lugar fancy a echarse unos traguitos coquetos.

c)       El traje oscuro y corbata funciona en cualquier lugar, cualquier temporada y cualquier hora. A la mera y el mayor esfuerzo que tiene que poner es en elegir una corbata. Nada difícil.

¿Cómo les haces entender a aquellos hombres que se visten de color claro en una boda de noche en la ciudad?… Ellos pasan desapercibidos los consejos de moda básicos.  Sólo van a espantar moscas.

d)      Una grapa. Estás más que feliz porque el pomo que ponen en la mesa es de los que te gusta y tomas de a grapa, ‘mano. Te encabronas si te cobran descorche. Es de mal gusto cobrar descorche en una boda.

e)      No necesitas artículos de animación. Cuando ya estás jarra te quitas la corbata te desabotonas los tres primeros botones de la camisa y te desabrochas el saco te sientes más sexy que cuando recién te emperifollaste. Después de las 12:30 am crees que tu mejor accesorio es la corbata que llevas atorada en la cabeza. El zipper del pantalón abajo es tu mejor cara y cuando veas las fotos…digamos que no es lugar para ponerse así de jarra…

f)       Imaginación I. Si te tocó ir a la ceremonia religiosa pides a la deidad de tú preferencia que ilumine al novio (a) para que se arrepienta de lo que está haciendo y salga corriendo. Justo como en una telenovela barata de televisión abierta (O sea, todas).

g)      Imaginación II. Te malviajas y empiezas a imaginar películas porno de acuerdo al contexto o diferentes escenarios en los que te encuentras a lo largo del día. Jajajaja, eso sí es diversión sana.

h)      Felices por siempre. Cualquier acompañante es suficiente. De todas maneras, admitámoslo, quieres terminar teniendo un “happy ending” aunque no seas parte de la pareja de recién casados.

i)       Aguantas a la jarra-amiga de la novia porque te la quiere “presentar”. Qué weva.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: