Manual del buen peatón

Road Toque

Hoy por la mañana mi hermano y yo comentábamos la historia de que ayer colocaron la segunda bicicleta blanca en Culiacán; el accidente ocurrió cerca de una universidad de la ciudad. Mi hermano estaba molesto y alegó que las calles no son para las bicicletas, sino para los autos. Creo que el medio físico, fuera de nuestras casas, no está correctamente diseñado porque en él no puede circular de manera correcta ni las personas en bicicleta, ni las personas que andan a pie, ni las mujeres con tacón, ni las personas que usan carreolas y mucho menos las personas con discapacidad. ¿Entonces de qué se trata?

peaton logoEstoy en plan bohemio desde hace 6 años, o sea, ando a pie, en bicicleta y autobús. No tengo auto propio, no tengo necesidad creada y tampoco me urge tenerlo.

Sí, los que me conocen saben que soy de esas personas tercas que buscan el cambio y estoy tratando de conseguirlo. Me gusta el enfoque de las cuestiones básicas como interacción con el medio, cuidado del ambiente y educación. Además uso flores en la cabeza, ando descalza y hablo con los animales cuando nadie me ve… (Jefe, no es cierto, ¿Cómo cree?)

De algo estoy bien segura sin tener un estudio científico al respecto: Nadie nos ha enseñado a ser un buen peatón, por lo tanto somos unos malos e irrespetuosos conductores.

Anteriormente había publicado una entrada que contenía un manual para el ciclista [clic para ver] (bastante bueno diría yo), pero ahora creo que no es suficiente si no hemos aprendido a caminar antes de correr. Nadie nunca nos explicó que una de las característica de una sociedad desarrollada es el conocimiento y ejecución de hábitos y normas para la correcta circulación del tráfico (peatones, autos, transporte público, bicicletas). Cuando hablamos de bicicletas, muchas personas lo ven como una moda y no como el cambio que el ambiente y la sociedad se/nos merece(mos). Da clic en la siguiente imagen para abrir un manual del peatón. Y podrías decir: “QUÉ PINCHE ÑOÑO!”… pero bien que lo necesitas, animalito de la creación…

Captura

Estamos tan quebrados que el peatón no comprende la posición del conductor y viceversa. Alguna vez nos dijeron en nuestras queridísimas (not) escuelas que nos aprendiéramos de memoria el significado de “empatía” pero nunca nos dijeron cómo ponerla en práctica. Estamos tan rotos que la preferencia durante el tránsito por las calles la tienen los peatones y los ciclistas, aunque las calles no estén diseñadas para su traslado seguro y con barreras mínimas. Ah! Sí, otro tema de educación…

empatía.

1. f. Identificación mental y afectiva de un sujeto con el estado de ánimo de otro.

El conductor nunca entiende que está esperando la luz verde estacionado sobre las líneas de paso peatonal que yo uso para cruzar de la manera más segura la calle. El peatón no ha entendido que no debe de cruzar las calles a la mitad de la cuadra, sino por las esquinas, los conductores por naturaleza de velocidad y tarea no los alcanzan a ver.

El rey en cualquier situación de circulación es el peatón, rey que no conoce su estatus de realeza y se comporta como un silvestre.

Den clic en la siguiente imagen y verán una entrada bastante interesante acerca de la semiótica urbana dirigido al peatón.

3

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: